domingo, 22 de agosto de 2010

CHARLA A LOS PADRES DE LOS NIÑOS QUE PARTICIPAN DE LA CATEQUESIS, DADO EL 10 DE JULIO DEL 2010

LAS GRANDES TENTACIONES DE LA VIDA.

ORACIÓN INICIAL:
Señor, haz de mi un instrumento de tu paz.
Donde haya odio, que yo ponga amor.
Donde haya ofensas, que yo ponga perdón.
Donde haya discordia, que yo ponga unión.
Donde haya error, que yo ponga verdad.
Donde haya duda, que yo ponga fe.
Donde haya desesperanza, que yo ponga esperanza.
Donde haya tinieblas, que yo ponga luz.
Donde haya tristeza, que yo ponga alegría.
Haz que no busque tanto
el ser consolado como consolar,
el ser amado como en amar.
Porque dando es como se recibe.
Olvidándose de sí mismo
Es como se encuentra a sí mismo.
Perdonando es como se obtiene el perdón.
Muriendo es como es como se resucita a la vida eterna.

INICIAMOS CON EL SIGUIENTE DIÁLOGO:
¿Qué considero que es una tentación en la vida?
¿Cuáles considero que son las grandes tentaciones del mundo en el que vivo?
¿Y las grandes tentaciones en mi vida cotidiana?
¿Sé algún camino de superación de estas tentaciones?
IDEAS IMPORTANTES:
Hay proyectos en la vida que son caminos a medias. Prescindimos de los demás como si sólo existiéramos nosotros.
Nuestro egoísmo es tan fuerte que para conseguir una meta que nos interesa, forzamos a los demás, hasta los violentamos o descaradamente empleamos la violencia con tal de conseguirlo.
Las tentaciones son atajos para llegar a la meta o conseguir lo que nos interesa inmediata, cómoda y rápidamente. Las tentaciones nos sumergen en las dudas, nos avasallan, nos engañan sobre qué es mejor.
Ser plenamente hombre. En el cristiano el hombre, totalmente hombre, sigue el camino que Jesús trazó para superar todo el deterioro individual y colectivo. Somos hijos de Dios, y el amor es la norma para conseguir un hombre nuevo y un mundo nuevo.
TENTACIONES DURANTE TODA LA VIDA
Buena vida, comodidad, tener.
Ambición, poder, manipular.
Todo a mi servicio, ídolos – mis dioses.
CONSECUENCIAS GRAVES DE LAS TENTACIONES DE “PODER” Y DE “TENER”
VIOLENCIA. Física y de palabra, abusos de todo tipo, y a todos los niveles: mundial, nacional, de asociaciones, personal; social, humano, etc.
RIQUEZA. Esclavitud, insolidaridad, el dinero por encima de la persona, acumular a costa de la vida, salud, etc. de los demás.
LA PALABRA DE DIOS
TEXTO: M t. 4, 1 – 11 (Mc. 1, 12 – 13 y Lc. 4, 1 -13)
COMENTAMOS EL TEXTO:
1. Tres tentaciones:
Afán de poseer.
Acumular gloria propis por encima de todo.
Alcanzar poder.
2. Todas se reducen a una sola: hacer renegar a Jesús de su vocación como hijo de Dios.
3. Dos maneras de entender lo que significa ser hijo de Dios:
Para el tentador:
Equivale a tener poder y gloria.
Para Jesús:
Significa cumplir obedientemente la voluntad del Padre.
NUESTRA SÍNTESIS:
Hacer la voluntad de Dios no es aceptar lo que nos venga y aguantarnos. Es realizar el proyecto de Dios sobre cada uno de nosotros sobre cada hombre y la humanidad. Lo que implica entrega, confianza, lucha sacrificio,… superando las tentaciones que degradan o destruyen a toda persona.
ORACIÓN FINAL:

“Superar la Tentaciones”

Si no busco el poder, ningún poderoso podrá hacerme daño.
Si no ambiciono riquezas, no me sentiré amenazado por la miseria.
Si no corro tras los honores, convertiré toda humillación en humildad.
Si no me comparo con nadie, seré feliz con lo bueno que hay en mí.
Si no me dejo invadir por la prisa encontraré tiempo para todo lo necesario.
Si no soy esclavo de la eficacia, daré el fruto que los demás esperan de mí.
Si no me enredo en la competitividad, entraré en comunión con lo bueno que hay en todo.
Si vivo a fondo el momento presente, seré dueño del pasado y del futuro.
Si acepto el fracaso de mi vida, habré librado mi vida de toda frustración.
Vivo para amar, el amor estará siempre vivo en mí.
! AMÉN!

! GRACIAS HERMANOS QUE DIOS LOS BENDIGA!